Vista de la Hacienda en Mapa
HACIENDA SAN LORENZO AKÉ
https://www.facebook.com/haciendaruinasake?ref=hlhttp://www.youtube.com/user/SanLorenzoAke?feature=watchhttp://www.ruinasake.com/
Dirección: Km 39 Carretera Mérida-Cancún. Retorno a Zona Arqueológica Aké. RUINAS DE AKE, TIXKOKOB, YUCATAN, MÉXICO.
Teléfono: (999) 923 04 93 / (991) 596 23 00 / (999) 126 41 99
Horario: Sin horario disponible
Abierta al Público: NO
Como Llegar:

Escondido entre maleza y caminos de piedra. La Hacienda San Lorenzo de Aké, descansa al noreste de la capital yucateca, como espacio donde el pasado y el presente se combinan para dar fe de una civilización que lucha por sobrevivir.

+ Más Información
- Menos Información

Localización

Ubicada a 32 kilómetros de Mérida, a 8 kilómetros aproximadamente de Tixkokob, por el camino que va a Tahmek, situada en la zona arqueologica Aké.

Historia

 

En AKE ("Lugar de bejucos" o "Lugar húmedo") se aprecian huellas de la amalgama cultural: los basamentos prehispánicos y las piedras labradas sirvieron para levantar las nuevas edificaciones de los conquistadores y, siglos después, para la construcción de la hacienda cuyo Santo Patrón fue San Lorenzo.

Aké tiene gran variedad de atractivos; una hacienda que durante años ha florecido gracias al cuidado de sus dueños, antiguas leyendas entorno a la misma, añejas máquinas desfibradoras donde aún se trabaja el "Oro Verde"(Henequén o Sisal), "Sacbes"(camino maya), un cenote tipo caverna, y un conjunto de ruinas y montículos de piedra, vestigios arqueológicos del pasado esplendor del pueblo maya.

Se encuentra comunicada con la ciudad de Mérida directamente por una carretera nueva que pasa por las poblaciones de Tixpehual, Tixkokob y Ekmul y por la autopista a Can-Cun hasta el pueblo de Takmek. Desde Aké también se puede tener acceso a la estación de ferrocarril del pueblo de Euan a la costa norte de Telchac y a Izamal. Existe también un Sac-Be maya Izamal –Aké.

Fue visitada en el pasado por los viajeros extranjeros que dieron a conocer al mundo la cultura maya. Así, el 16 de noviembre de 1842. John L. Stephens estuvo en Aké y lo describió en su libro publicado un año después, Incidentes de viaje a Yucatán. Ahí señala por primera vez el aspecto monumental de las construcciones de Aké, contrastándolas con las que antes había visitado. En 1857 Desire Charnay visita el sitio de Aké y sus impresiones son publicadas mas tarde en el capítulo XVI de su libro Las antiguas ciudades del nuevo mundo. Él hace el primer plano tentativo del sitio y nos deja la primera magnífica ilustración de la gran estructura de las pilastras. Él dijo que el lugar debió de ser el centro de una gran población en el pasado y calculo para el sitio 1 Km. de extensión.

También recalcó la monumentalidad de Aké, diferenciándolo de los otros asentamientos prehispánicos de Yucatán. Le pareció que Aké sería de los tiempos tempranos de la invasión tolteca en Yucatán, cuando aun no existía lo maya tolteca. Después de los trabajos de Ralph y Lawrence Roys 1949 el asentamiento Aké se considero sobre 2Kmts, con más de 25 edificios importantes y más de 100 montículos menores. Sin embargo para entender Aké en el sentido moderno de la arqueología, hay que verlo en un contexto regional y de ninguna manera aislado. El desarrollo y declinación de este lugar estuvo íntimamente ligado a Izamal como lo demuestra el camino blanco de 32Km. de largo que los unía, una tradición oral nos habla de primos emparentados que gobernaban sobre Aké e Izamal.

La información más antigua sobre San Lorenzo Aké se encuentra en un documento notarial de 1810, que perteneció al inventario de la testamentaria Doña. Idelfonza de Marcos Bermejo que lleva la fecha de 12 de Julio de 1810 y está firmada por los señores Blas de Torres y Luis Bolio. En esa época el valor de San Lorenzo Aké era de 8.933 reales, considerando valor de la tierra y de los animales. Tenía 160 mecates de milpa rosa y 200 de caña rosa, así como 984 colmenas. En animales había hasta 671 reses, 120becerros, 67 caballos, 25 mulas y 38 cabras. Además de 100 cargas de maíz. Doña Idelfonza era viuda del conde de Miraflores y Vizconde de Villanueva. Don Santiago Calderón y de la Helguera. Es posible que Doña Idelfonza hubiera heredado San Lorenzo Aké de su abuela paterna Doña Magdalena Magaña que perteneció a una de las familias más
influyentes del siglo XVII.

Rodeada de árboles frutales se encuentra la casa principal de San Lorenzo de Ake, en su interior se pueden observar tres periodos constructivos; en las vigas de los techos de madera, fiero y mampostería. En total hay siete estancias que incluyen; sala, comedor, cocina dos recamaras y corredores.

Dentro del casco lo que más llama la atención es una antigua capilla erigida sobre una plataforma arqueológica donde se venera a la virgen de la Concepción. Año con año los habitantes realizan diferentes peregrinaciones por lo que las tradiciones y costumbres se mantienen vigentes.

Otras construcciones internas son la antigua enfermería, el despacho del capataz, la estancia ganadera, ya que antes de convertirse en una hacienda henequén era San Lorenzo de Aké se dedicó a la ganadería proceso por el que pasaron la mayoría de las haciendas de Yucatán.

Una de las pocas plantas procesadoras que aun se mantiene activa es la de San Lorenzo de Aké y a unos pocos metros de ahí una construcción más moderna la Cordelería donde se procesa el henequén en hilo.

A un costado de la casa principal se pueden observar plataformas arqueológicas poseedoras de un atractivo especial, entre estas el Edificio de las Columnas, llamado así por sus pilastras y que se levanta frente a una explanada. El cual ha sido estudiado y restaurado por el INA (Instituto Nacional de Arqueología) recientemente.

La construcción tiene una escalera casi monumental, arriba se conservan 33 pilastras de piedra en 3 hiladas, desde donde se obtiene una vista general del sitio.

Al frente de la explanada se conserva en pie una estela que alguna vez estuvo decorada con estuco. Si se sigue una vereda entre la vegetación, se pueden encontrar varios montículos habitacionales.

Escondidos a simple vista hay varios "Sacbes" o caminos blancos, uno de ellos conduce a Izamal, considerado como un lugar sagrado dentro de la cultura maya.

Otro de los atractivos turísticos es el Cenote de Ixcohil tipo caverna que el aventurero puede encontrar luego de 2 kilómetros de caminata, el cual es visitado frecuentemente por los pobladores y turistas.

 

Arquitectura y Paisaje

En el "casco" de la hacienda aún se conservan los arcos coloniales de acceso en los lados nortes, sur y este. Sus construcciones más importanes están sobre una gran plataforma. Al noreste de la base principal se encuentra una capilla pequeña y el cuarto de maquinas de un estilo neoclásico.

 

 

Te Recomendamos

Les Jardins de Merida son 5 encantadoras casas coloniales restauradas con un gusto exquisito por su belleza original, en un tranquilo jardín con...

Majestuosa hacienda donde finaliza la carretera a Telchaquillo, es indudable que fue producto de la conquista española en 1542.

La Hacienda San Ildefonso Teya fue fundada en el año de 1683 por Doña Ildefonsa Antonia Marcos Bermejo Calderón y de la Helguera,...

Contáctanos